¡La estación espacial china Tiangong 1 caerá en algún lugar de la tierra en los próximos días! ¿Hemos de ir a confesarnos y hacer testamento por si acaso? ¿Hace falta que me quede una par de semanas en el sótano? ¿Tendrá al final razón Paco Rabanne? La respuesta corta es NO, pero veamos los detalles.

La Tiangong-1, con una masa de 8,5 toneladas, fue lanzada el 29 de septiembre de 2011 por el cohete Larga Marcha CZ-2F. Estaba concebida como un laboratorio espacial que podía ser ocupado hasta por tres astronautas. Aquí podemos ver una imagen del lanzamiento:

Cohete Larga Marcha CZ-2F, con la Tiangong 1

Este laboratorio se enmarca dentro del programa tiangong, los primeros paso de china hacia la construcción de una estación espacial con tripulación permanente, similar a la estación espacial internacional. La misión fue todo un éxito ya que logró que estuvieran en el espacio 6 astronautas chinos, entre ellos la primera astronauta de nacionalidad china, durante los dos años que estuvo en servicio.

La altura de la órbita era entre 330 y 390 km sobre la superficie de la tierra.  Para que una nave se mantenga en una órbita terrestre baja, es necesario encender los motores cada cierto tiempo, debido a la pérdida de energía por el rozamiento con la atmósfera. Aquí tenemos podemos ver la altura a la que ha estado la estación:

En la gráfica vemos que la última vez que se encendieron los motores fue el 16 de Diciembre de 2015. ¿Que es lo que pasó? Pues que decidieron hacer pruebas sobre la fiabilidad de los componentes alargando la misión todo lo posible y al final algunos componentes fallaron. El gobierno chino siempre ha mantenido bastante secretismo en sus misiones fallidas y hasta 2016 no informaron de que habían perdido el control sobre la nave y que por tanto no podría realizarse una reentrada controlada.

Cada año se producen unas tres reentradas de objetos de tamaño similar a la tiangong. Lo mas normal es que se fragmente y que si llega a caer algún trozo en la superficie de la tierra, este sea muy pequeño. Aquí tenemos un ejemplo de ello:

Por tanto, la probabilidad de que nos impacte uno de estos trozos es prácticamente despreciable. Seguramente esto quede en la memoria como una bonita bola de fuego en el cielo.

Aquí os dejo las últimas predicciones sobre el lugar y el día de la reentrada:

Trayectoria de la tiangong durante la ventana de reentrada. Puntos rojos = ciudades con más de 1 millón de personas.

La fecha exacta y la zona de la tierra sobre la que caerá, seguramente se podrá conocer con un día de antelación, iremos actualizando la entrada. !Así que estad atentos por si podéis salir al balcón verlo!

Más información en:

Twitter de Marco Langbroek

Aerospace.com

Satflare.com