Tras el revuelo causado por Omuamua, el primer asteroide interestelar, todo indica que C/2019 Q4 (Borisov) se unirá a la corta lista de objetos interestelares descubiertos por el ser humano.

Recordemos que Omuamua fue el primer objeto interestelar detectado. ¡El primer objeto que no pertenecía a nuestro sistema solar! No se tardó mucho en especular sobre su origen y su composición, incluso físicos de prestigio hicieron desafortunadas declaraciones dejando correr demasiado su imaginación. Esto se debió principalmente a que Omuamua fue descubierto cuando ya se estaba alejando a toda velocidad de la Tierra, haciendo que las observaciones fueran de muy poca calidad y dejando mucho margen a la especulación.

Aquí tenemos una de las primeras imágenes del cometa interestelar Borisov, donde se puede aprecia su cola cometaria:

Las estimaciones iniciales nos dicen que su tamaño está entre 2 y 16 kilómetros. Crédito: Canada-France-Hawaii Telescope

Factores que nos indican que el cometa Borisov no pertenece a nuestro sistema solar:

– Tiene una velocidad hiperbólica de escape de ~30km/s. Unas diez veces mayor que los cometas de nuestro sistema solar.

– Tiene una excentricidad de e~3,1. Mucho más que Omuamua con e=1,2.

Crédito: Wikipedia / Seahen

Recordemos que la excentricidad es un parámetro que nos dice cuánto se parece una trayectoria a una órbita circular. Siendo e=0 cuando es una órbita perfectamente circular, vale entre 0 y 1 cuando es una elipse, e=1 es una parábola y cuando es mayor que uno es una trayectoria hiperbólica.

Trayectoria en un futuro cercano

El cometa Borisov se encuentra en la fase de acercamiento a al Sol, tendrá su punto de máximo acercamiento (o perihelio) aproximadamente el 8 de diciembre.

Trayectoria del cometa Borisov en los próximos meses

Debido a la velocidad a la que viaja sólo tendremos que esperar hasta diciembre para que se produzca el punto de máximo acercamiento con la Tierra. Aunque se estima que tendrá una magnitud visible de 15, lo cual significa que no será visible a simple vista.

Qué tiene de especial el cometa Borisov:

Al ser un cometa podemos estudiar el espectro de los gases y el polvo emitidos. Cosa que ya han realizado astrónomos del Instituto de Astrofísica de Canarias, llegando a la conclusión que tiene una composición similar a los cometas de nuestro sistema solar.

Al haberlo detectado el la fase de acercamiento a la Tierra tendremos los telescopios más potentes de la Tierra apuntando con tiempo suficiente para realizar buenas observaciones que nos permitan caracterizar con muchísimo detalle todas sus propiedades.

¿Que podemos esperar para el futuro?

– ¿Serán las detecciones de objetos interestelares mucho más frecuentes en un futuro? Haber detectado estos dos viajeros interestelares en tan poco tiempo, casi «por casualidad», nos hace pensar que con instrumentos dedicados exclusivamente a este propósito las detecciones serán mucho más frecuentes.

– ¿Seremos capaces de determinar la trayectoria de la órbita con suficiente precisión para estimar su origen? Conocer exactamente el sistema estelar del que proviene, a parte de ser todo un reto técnico y científico, nos aportaría mucho conocimiento sobre la composición de ese sistema concreto e hipotéticamente de otros muchos en futuros descubrimientos.

– Y la última y más importante, si las mejores imágenes que obtengamos de este cometa serán las tomadas en torno al 24~30 de Diciembre ¿Estarán de cena de Navidad los extraterrestres? ¿Nos saludarán al pasar? 😛